EL ARTE DE LOS COMPORTAMIENTOS INTELIGENTES
Dr. Jorge Cárdenas Arévalo

 

EL SECRETO MÉDICO

 

El Secreto Médico dentro del Derecho a la Intimidad es: ”La obligación permanente del Médico en cualquier relación profesional”.

Secreto: del latín: secrëtum: lo que se tiene oculto.

La condición moral de no revelar lo conocido, lo que se tiene reservado, guardar las confidencias.

Compromiso ético que sustenta el contrato con cada paciente.
“Guardar y respetar los secretos a mi confiados”, juramento de la Asociación Médica Mundial -1948- más aún: “es la obligación ética del médico de no divulgar ni permitir que se conozca la información que directa o indirectamente obtenga sobre la salud y vida del paciente” es la condición Jurídica-Legal reglamentada por la Ley y los Códigos médicos.

El secreto Médico requiere elementos básicos como Permanencia de la obligación desde su Origen y Contenido de la información en la relación médico-paciente gracias a la confianza, no solamente los aspectos que reflejan datos de salud, lo manifestado espontáneamente o provocado por el paciente, sino todo lo percibido y presentido del conocimiento de costumbres y hábitos, es un contrato de la relación profesional, pactado, tácito y legitimado por la receta y las indicaciones firmadas, cuyo tiempo de vigencia es permanente, ya que ni la muerte del paciente descarga al médico de la obligación contraída.

Pacto entre el paciente dueño de la confidencia y el médico depositario de la confidencia que nace de la relación médico–paciente sincera y eficaz de la comunicación personal y la inspiración de la confianza, la discreción es el mejor capital del médico y presenta justificaciones valederas y necesarias para el cumplimiento de esta obligación:

1.- Dar confianza en la relación médico-paciente.
2.- No producir daño moral ni físico al paciente ni a su familia.
3.- El paciente tiene derecho a su privacidad.
4.- El paciente seguro de que su médico guarda su secreto, lo qué aliviara su sufrimiento, y es por si mismo una buena terapia



Desde antes de Cristo la Historia de la Medicina cuenta con documentos y ejemplos vividos sobre el Secreto Médico, como el Juramento Hipocrático: “Lo que pueda oír y ver en el curso del tratamiento y aun fuera de él con respecto a la vida de hombres que no debe divulgarse, lo guardaré dentro de mi mismo considerando hablar de ello como algo deshonroso”

Existen autores que han diseñado algunos tipos y variantes del Secreto Médico tales como:

Secreto Médico Absoluto: la negación inquebrantable de cualquier tipo de revelación.
Secreto Médico Relativo, intermedio o ecléctico, que convalida la revelación a personas o entidades, con límites y discreción, siempre que hubiera una razón suficiente “justa causa”, pero queda supeditada a los dictados de la propia conciencia del profesional.
Secreto Médico compartido: cuando por necesidades técnicas o científicas y la búsqueda de una mejor terapéutica, se amplía a otros médicos o auxiliares hechos de la profesión si redunda en beneficio del paciente.

Solamente y teniendo en cuenta la prudencia, la revelación se podrá hacer:
a).- A los familiares si la revelación es útil al tratamiento o cuando se trata de menores de edad o personas mentalmente incapaces.
b).- A las autoridades sanitarias cuando peligra la salud de la familia y la comunidad, a las autoridades Judiciales en casos
previstos por la ley con mandato judicial específico.
c).- Cuando por defectos físicos irremediables o enfermedades graves infecto-contagiosas o hereditarias se pone en peligro la
vida del cónyuge o sus descendientes.

El Secreto Médico, la confidencialidad, la intimidad como valor moral y dentro del marco jurídico, está protegido, desde la Declaración Universal de los Derechos humanos hasta los Códigos Médicos nacionales, ya que es un deber que nace de la misma profesión, del interés público, la seguridad de los enfermos, la honra de las familias y la dignidad del arte. Es una obligación cualquiera sea la modalidad de su ejercicio, inclusive, la muerte del enfermo no exime del deber del secreto médico.

Referiremos algunas faltas contra el Secreto Médico:

Poca formación humanística la falta de Ética , los comentarios
familiares y sociales, la lectura de la historia clínica sin autorización, la difusión de comentarios entre personal auxiliar, médicos y estudiantes
Sobre informaciones sensacionalistas de los pacientes.

El Secreto Médico protegido por el Código de Ética y Deontología del Colegio Médico del Perú –

Título III- Art. 62 : la confianza del paciente es consecuencia de su fe en la Competencia del médico y en su discreción.
     
  Art. 63.- El médico tiene el deber de guardar reserva, hasta el Límite que señala la Ley.

Vemos pues como el valor del sigilo médico basado en una relación médico-paciente de reciprocidad y cuyo objetivo es la salud, y mas aun protegido por las Leyes del Derecho codificadas en disposiciones legales que regulan el derecho a la intimidad de las personas sea en los tratamientos curativos como también en los de investigación científica que salvaguardan la intimidad .

“ La confidencia descubre quien era o no digno de ella”
André Maurois (1885-1967) escritor frances.

“Las abejas sólo trabajan en el oscuridad, el pensamiento
sólo trabaja en el silencio y la virtud en el secreto”
Mourice Maeterlinck (1862-1949) escritor belga.

 

“Cada hombre tiene secretos que él mismo ignora”
Somerset Mougham (1874-1905 Médico britanico.

 

“Necio y muy necio es el que, descubriendo un secreto a otro,
le pide encarecidamente que lo calle”

Miguel de Cervantes (1547-1616) escritor español

 

 
© Julio 2001. Todos los Derechos Reservados. Trujillo - Perú  E-mail : jocarare2012@hotmail.com